Botox

LA TOXINA BOTULÍNICA

Botox

La toxina botulínica conocida comúnmente como Botox, es una sustancia que genera una parálisis temporal de los músculos en la zona donde es aplicada, evitando la formación de las molestas líneas de expresión. Es usado en todo el mundo como un tratamiento efectivo de antienvejecimiento, cuyo efecto se prolonga por un período de 4 a 6 meses.

El tratamiento estético con Botox suele durar alrededor de 30 minutos y la recuperación de es inmediata, no requiere anestesia, ni hospitalización. Los resultados son temporales y pueden comenzar a apreciarse en 2 ó 3 días, los definitivos son visibles en 20 días. Las zonas más tratadas para combatir las arrugas son la frente, el contorno de ojos y las comisuras de los labios; estas generalmente requieren más de una inyección por sesión.

Las principales ventajas de aplicarse Botox son los resultados naturales que este puede proporcionar, brinda un efectivo rejuvenecimiento facial, es un proceso indoloro, económico y rápido. Además es con la toxina botulínica es posible tratar problemas como la sudoración y migraña. Tras el procedimiento se aconseja no dormir durante las siguientes dos o tres horas y evitar la exposición al sol. El paciente podrá hacer su vida con total normalidad después del tratamiento, aunque no podrá practicar deporte o ejercicio por varios días.

Galeria

Botox